CARGA AÉREA ANTE EL COVID-19
Apr 14, 2020 15:55 PM

El movimiento de pasajeros en cualquier modo de transporte se ha detenido prácticamente, en el segmento aéreo se nota aun más, ya que entre el 10 y 15% de la flota aérea mundial está en tierra para evitar que se siga propagando el virus del COVID-19 (coronavirus), de acuerdo con cifras de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA por sus siglas en inglés).

El organismo estimó que el sector aéreo de pasajeros en México reporte una pérdida de cinco mil 300 millones de dólares, así como la pérdida de 97 mil empleos directos y 437 mil indirectos, considerando que la actividad carguera y más que nada la comercial reinicien positivamente en el quinto mes del año, para carga aérea aún no hay una estimación certera.

Esta pandemia genera la necesidad de “transportar mercancías esenciales, incluso las aerolíneas comerciales están utilizando su flota para manejar carga, como Aeroméxico y Volaris”, de acuerdo con Peter Cerda, Vicepresidente Regional de IATA para las Américas.

No obstante, pese a que hay alta demanda de carga, existe menor capacidad para su movimiento por lo que no se ha logrado estimar la afectación que el COVID-19 generará en este sector en México.

Cobertura especial: COVID-19 y su impacto en la cadena de suministro

“Prácticamente todo el transporte aéreo que se esta moviendo a nivel mundial es carga y aún así hay una alta demanda de carga porque hay menos capacidad de carga. Recordamos que el 85% de la operación en México está detenida y que mucha carga que se transporta utiliza las bodegas de los vuelos de pasajeros por lo que al tener los aviones detenidos tenemos falta de recursos para transportar carga y eso está impactando no solo en el sector sino en el bienestar de la sociedad por el menor manejo de alimentos, medicamentos, etc.”, indicó Cerda.

Destaca que, de acuerdo con la IATA, las aerolíneas de norteamericanas vieron caer el tráfico de carga en los carriles comerciales de Asia y América del Norte en 2.4% interanual como resultado del cierre de fábricas en Asia debido al COVID-19, por lo que en marzo se prevé que las cifras continúen a la baja, ahora por la disminución de vuelos entre Norteamérica y Europa y Centro y Sudamérica.

Asimismo, resalta que no hay un periodo estimado en el que el sector aéreo global se pueda recuperar de esta situación, pues “el sector nunca se había paralizado por tanto tiempo como ahora”, por lo cual la recuperación “dependerá del apoyo que los gobiernos de cada país brinden al sector y la confianza de los personas para volver a viajar después del brote. Pueden pasar años”, dijo Cerda.

 

Fuente: T21