MÁS CARA Y MÁS COMPLEJA: EL BREXIT OBLIGA A REDISEÑAR LA CADENA DE SUMINISTRO ALIMENTARIA
Jan 28, 2021 17:03 PM

Testigo de las complicaciones logísticas que supone la nueva relación entre Reino Unido y Europa, este territorio ha sido uno de los primeros en sentir los efectos de un acuerdo que, según la Federación de Alimentos y Bebidas (FDF), generará un incremento de los precios en el corto plazo y obligará a rediseñar las cadenas de suministro alimentarias en el largo.

El crecimiento exponencial de los trámites burocráticos, apuntan, será el principal detonante de estos cambios “a marchas forzadas”, cuyos costes “serán transferidos a los consumidores o absorbidos por los minoristas”, tal y como aclaraba Ian Wright, director ejecutivo de la FDF.

Durante los próximos seis a nueve meses, “a menos que se produzca un cambio material en el acuerdo alcanzado, veremos la reingeniería de casi todas las cadenas de suministro entre la Unión Europea y Reino Unido, así como entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte”, aclara.

Primeras muestras del cambio: las roturas de stock
Según Wright, “a corto plazo, los costes y el tiempo perdido para que los suministros lleguen a los estantes producirán la escasez temporal de algunos productos, lo que a largo plazo obligará a asumir cambios bastante significativos, con sus respectivos gastos”.

El hecho de traspasar estos costes a los consumidores, afirman, quedaría en última instancia en manos de los minoristas. Previsiblemente, dados los estrechos márgenes con los que operan y los desafíos acumulados ante el cierre del sector hostelero, los fabricantes y distribuidores de gran consumo no podrán absorber los incrementos que resultarán de los nuevos procesos aduaneros, dice Wright.

El ejecutivo de la FDF criticó la burocracia a la que se enfrenta ahora el sector cuando intenta gestionar las exportaciones de Reino Unido a la Unión Europea, donde asegura que una empresa que solía tardar 3 horas en rellenar el papeleo, ahora puede tardar hasta 5 días.

La especial situación de Irlanda del Norte
El British Retail Consortium (BRC) advirtió sobre una posible escasez adicional de algunos productos en los supermercados de Irlanda del Norte.

Andrew Opie, director de alimentación y sostenibilidad del BRC, dijo que se podría esperar una interrupción significativa para los supermercados que trasladan productos de Gran Bretaña a Irlanda del Norte a partir de abril, a menos que el gobierno actualice el actual ‘periodo de gracia’ que exime a la Unión Europea, durante tres meses, de completar toda la certificación para los productos de origen animal.

"Irlanda del Norte es un problema particular, no hay duda de eso, y un problema particular para los supermercados del Reino Unido", dijo Opie. "Si no encontramos una solución viable para los minoristas en los próximos meses, enfrentaremos una interrupción significativa en Irlanda del Norte".

Fuente: Cuadernos de Logística vía DGCI Noticias


“Todas los derechos reservados de las obras literarias mostradas en el sitio de Cargoquin son propiedad de sus respectivos dueños y son mostrados únicamente para uso informativo.”