URGE CANDIDATA A OMC A RESOLVER GUERRA EU-CHINA
Sep 22, 2020 12:17 PM

La resolución de la guerra comercial que libran Estados Unidos y China debe ser una "prioridad" para la Organización Mundial del Comercio (OMC), aseguró la ministra keniana de Deportes y Cultura, Amina Mohamed, candidata a dirigir la institución, que sufre la peor crisis en sus 25 años de historia.

Mohamed, de 58 años, ya lanzó en 2013 un primer órdago para ocupar la jefatura de la OMC, pero salió derrotada por el brasileño Roberto Azevedo, quien dejó el cargo de director general el pasado 31 de agosto y por quien ella dice sentir una "muy alta estima".

Siete años después, esta exministra de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional y ex embajadora ante la OMC en Ginebra cree que, a la segunda, será la vencida. Las casas de apuestas británicas, de hecho, la ven como favorita para suceder a Acevedo.

"Creo en la OMC. Estoy realmente convencida de que es una fuerza positiva (...). ¿Puede imaginarse un mundo sin la OMC? Sin reglas, con anarquía", dijo Mohamed en una entrevista en la sede de su ministerio, radicado en la icónica torre del Centro Internacional de Conferencias Kenyatta, en el corazón de Nairobi.

En ese emblemático edificio, precisamente, la ministra presidió en 2015 la Décima Conferencia Ministerial de la organización, "la más histórica y exitosa en mucho tiempo", recordó con orgullo, pues los 164 miembros de la institución multilateral lograron un acuerdo clave para suprimir los subsidios a las exportaciones agrarias.

"Muchos no tienen ese nivel de experiencia relacionado con comercio", subrayó Mohamed, que la semana pasada accedió a la segunda fase del proceso de selección del puesto, donde compite con Yoo Myung Hee (Corea del Sur), Mohammad Maziad Al-Tuwaijri (Arabia Saudita), Ngozi Okonjo-Iweala (Nigeria) y Liam Fox (Reino Unido).

La candidata de Kenia no considera al director general de la OMC un "mayordomo" dispuesto a complacer a todo el mundo, como sostienen los críticos de ese cargo, sino un "facilitador" de consensos, un "visionario" y un "defensor del sistema multilateral de comercio".

La aversión de Trump hacia la OMC
Partidaria de "actualizar las normas" de la organización en sintonía con realidades como el cambio climático o la igualdad de género, admite que la entidad afronta "desafíos" como la guerra comercial de Estados Unidos y China, las dos mayores economías del planeta.

"Eso será una prioridad para cualquier director general porque es realmente importante que se resuelva", subrayó la ministra, quien cree que "estos dos grandes actores han hecho serias contribuciones a la existencia" del sistema multilateral de comercio.

"Pienso -insistió- que tienen que ser parte del sistema. Deben seguir haciendo una contribución".

La OMC se ha visto lastrada en los últimos años por la aversión al multilateralismo del Presidente Donald Trump, quien ha llegado a aseverar que el pacto de 1994 que estableció la organización "fue el peor acuerdo de comercio alcanzado jamás".

Algunos observadores atisban un futuro muy negro para la institución si Trump obtiene un segundo mandato en las elecciones del próximo 3 de noviembre. ¿Es posible, pues, que Estados Unidos pueda abandonar la OMC como resultado de sus disputas internas?

"No especulo sobre nada. Nunca lo hago", respondió muy diplomática Mohamed, al valorar que "Estados Unidos ha contribuido mucho al sistema y lo continúa haciendo".

"Mi esperanza -aseveró- es que podremos resolver algunos de los desafíos que afronta la OMC para asegurar que los miembros tienen confianza en la OMC".

El proteccionismo no es la respuesta a la pandemia
Más allá de las reticencias de Washington, el futuro líder de la organización tendrá que lidiar con la pandemia, que ha forzado a numerosos países a mirar para adentro e impulsar la producción nacional de equipos requeridos para combatir el coronavirus.

"El proteccionismo no es la respuesta" ante la crisis sanitaria global, advierte la ministra, quien aboga por una "cooperación internacional" en la que la OMC puede "coordinar esfuerzos" para garantizar "resistentes cadenas de suministro internacionales".

"Usemos esta pandemia -prosiguió- como una oportunidad para hacer más cosas juntos, ser más equitativos, más justos y entender que estamos todos juntos en un barco y que, si empieza a tener filtraciones, probablemente nos hundiremos todos".

En la carrera por reemplazar a Azevedo, cuyo resultado debería conocerse -en teoría- antes del 7 de noviembre, Mohamed intenta recabar apoyos de todas las regiones, incluida América Latina, especialmente después de que Jesús Seade, candidato de México y único aspirante latinoamericano, quedara eliminado la semana pasada.

"He interactuado con los miembros (de la OMC) de Latinoamérica (...). Les he pedido que me incluyan en las preferencias que expresen", afirmó la candidata keniana, al definir a esos países como "grandes defensores del sistema de comercio multilateral".

Ningún africano ha llevado jamás las riendas de la organización. La ministra sostiene que la OMC busca un candidato "competente y experimentado" independientemente de su procedencia, pero admite que elegir a alguien del continente "sería una buena señal" porque "diría que África tiene competencia y experiencia".

Tampoco ninguna mujer ha liderado nunca la institución. "Eso -remarcó- es verdad. La diversidad es buena. Y debería ser perfecta para el sistema de comercial multilateral".

Si a la segunda va la vencida, Mohamed cumplirá su sueño y se sentará en el despacho de la directora general de la OMC en Ginebra, desde donde también promete respaldar el Acuerdo de Libre Comercio Continental Africano (AfCFTA), que debe empezar a funcionar en 2021.

El AfCFTA -destacó con entusiasmo- "creará la zona de libre comercio más grande del mundo. No hay nada más grande con un potencial mayor".

Fuente: Reforma