¿Qué significa el protocolo que reemplaza al TLCAN por el T-MEC?
Jul 31, 2019 16:22 PM
 
El gobierno mexicano publicó el lunes el decreto que aprueba el protocolo que reemplaza el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y también los seis acuerdos paralelos acordados en el marco del negociación. Con esto, México prácticamente concluye los procedimientos internos con respecto a la ratificación del acuerdo y solo restaría el envío de una nota diplomática del Ministerio de Relaciones Exteriores a sus homólogos estadounidenses en la que se le notifica que los procesos internos con respecto a la ratificación del tratado se cumplieron. . "Los socios comerciales de México en América del Norte todavía tienen que ratificar el T-MEC, una vez que lo hagan, harán lo mismo, notificarán a sus otros dos socios comerciales en América del Norte, y en ese momento cuando ya tengamos las tres ratificaciones de Los tres los países definen a nivel gubernamental cuándo será la fecha de entrada en vigor ”, dijo Kenneth Smith, ex jefe negociador de T-MEC, en una entrevista. Para Eugenio Salinas, secretario técnico de la Cuarta de Juntos, un grupo de iniciativa privada que participó en las negociaciones del acuerdo, aunque la publicación del protocolo por parte del Gobierno no cambia nada por el momento y solo refleja el cumplimiento de México en materia administrativa. proceso, la acción tomada envía un mensaje a los EE. UU. y Canadá.
 
“I believe that we send a signal, first, that we are fulfilling what we offered; second, which is a priority agenda for Mexico; and the other is a ratification from our side that this is the treaty that we are recognizing as approved and signed and that there is no way or reason for any type of opening (of the T-MEC), ”said Salinas.

“Para efectos prácticos, realmente, la publicación en el DOF pudo haber sucedido al día siguiente de cuando sucedió el voto en el Senado, pero ahora lo publican justo cuando termina la visita de los congresistas. Yo entiendo que fue una visita positiva, incluso el propio documento que le mandan a (Nancy) Pelosi rescata muchas cosas positivas, pero sí trae un lenguaje que siento que va más dirigido a la Casa Blanca, a (Robert) Lighthizer que a nosotros”, apuntó Baker.

El viernes pasado, el grupo de nueve demócratas seleccionados para negociar las demandas del partido en el acuerdo, expresaron en un reporte que buscan hacer cambios en materia medioambiental, laboral, propiedad intelectual y de obligatoriedad de ejecución de lo negociado.

En esta semana, los demócratas enviarían las propuestas de ajustes al T-MEC a la Representación Comercial de EU (USTR) esperando que responda lo planteado, indicaron en el reporte enviado a Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes.

“Seguramente habrá solicitudes de reabrir el texto. La administración Trump sigue diciendo que no lo va a reabrir por la caja de Pandora que esto abriría, orillaría a los tres países a sentarse a negociar, por lo menos parcialmente, y ahí es en donde se empiezan a afectar de manera negativa los balances de una negociación tan compleja”, señaló Smith.

Fernando Ruiz, director general del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce), coincidió con Smith, y aseguró que en el panorama ideal no se visualiza una reapertura.

“Entiendo que si se abre es porque es emergencia, pero evidentemente yo coincido y yo creo que tanto gobierno mexicano, como sector privado mexicano están porque no se abra la negociación. Yo creo que es prematuro el hablar de si se va a abrir la negociación porque es parte del proceso americano, justamente estos comentarios que se hacen son como resultado de esa consulta que está abierta entre los americanos”, dijo Ruiz.
 
 
Lucha política A su vez, Smith dijo que, en el marco de las negociaciones entre la representación comercial de Estados Unidos y los demócratas con respecto al T-MEC, existe un contexto electoral que se desarrolla entre los estadounidenses y en el que el presidente Trump busca utilizar la ratificación del acuerdo como "La única parte constructiva de esta política comercial destructiva" que se ha llevado a cabo en lo que respecta a su administración "Obviamente, los demócratas lo saben y también quieren ser los que vienen a la campaña presidencial con la narrativa de que fueron incluidos en la ratificación del T-MEC, que no es más que un acuerdo que pertenece a Trump, quien negoció , Ratificó y presentó, pero los demócratas también jugaron un papel. Quieren poner el sello en la casa y usarlo a su favor también en campañas presidenciales sin duda, por lo que existe un incentivo para que ambas partes puedan para ratificarlo este año, tengan éxito o no, nada es seguro todavía ", consideró Smith.