LA LOGÍSTICA Y SU ROL EN LOS NUEVOS MODELOS DE NEGOCIOS
Jul 16, 2020 09:48 AM

Dicen que todas las crisis tienen un lado positivo: los cambios que producen en el entorno. La actual pandemia por la que atraviesa el mundo por el nuevo coronavirus permitirá a la logística ocupar una posición preponderante en los nuevos modelos de negocios de las empresas que, a pesar de que aún no terminan de cuajar, ya han iniciado este proceso.

“El tema del COVID-19 viene a cambiar las reglas de resiliencia y situación de posibles impactos que pueden ocasionar en el negocio (…) si uno los une con el desarrollo de la tecnología, ésta vino a abrir campos que no pensábamos que podían explotarse de esa manera”, comentó Mauro González, ceo de Alkimius, durante una videoconferencia titulada Innovación en la nueva realidad de las cadenas logísticas, organizada por el Clúster para la Innovación Logística de Querétaro (CILQRO).

González identificó que la crisis sanitaria por COVID-19 ha comenzado a modificar los patrones de consumo entre las personas, quienes han ido adquiriendo o probando nuevas herramientas digitales que les permite tomar un papel más relevante y empoderado, una situación que ya ha empezado a generar múltiples consecuencias en las cadenas de suministros de las empresas.

El punto clave dentro de este cambio que vino a acelerar la pandemia es que los consumidores están exigiendo nuevos y mejores niveles de servicio y experiencia hacia las empresas, así como una mayor calidad en las mercancías adquiridas o servicios contratados.

Cobertura especial: COVID-19 y su impacto en la cadena de suministro

Parte de este cambio también está trazado por compañías líderes, como Amazon, que han impuesto nuevos estándares para la industria, mientras que sus clientes comienzan a exigir diferenciadores como información en tiempo real u optimización en la planeación de las rutas, entre otros temas que anteriormente no conocían.

Por esto mismo, un redireccionamiento de las empresas hacia el terreno digital no es optativo y mucho menos para los operadores logísticos. “Es cuestión de tiempo que tengan que empezar a innovar y transformar sus modelos de negocio”, aseguró González.

Un mayor uso de tecnología será la diferencia entre sobrevivir o estancarse en este cambio. Y precisamente esta disrupción motivará a que las empresas comiencen a transitar hacia un sistema más colaborativo, entre sus proveedores, operadores logísticos y cliente final, en busca de una mayor agilidad en sus procesos productivos, nivel de servicio, flujo de capital y ahorro en costos, de acuerdo con González.

En este sentido, tendencias como el reshoring o nearshoring, en el que empresas buscarán la relocalización de sus fábricas, será una oportunidad para México en la atracción de inversiones extranjeras, así como una mayor actividad para los operadores logísticos.

“Del lado del operador logístico y transporte, para generar las asociaciones a ecosistemas empresariales tendrán que mejorar la experiencia del cliente y generar nuevos modelos de negocio más competitivos, más ad hoc a lo que necesiten los clientes. Van a priorizar nuevos modelos logísticos asociados a la digitalización y nuevas formas de acercarse al cliente”, dijo.

Así mismo, ante esta situación de crisis, las empresas se centrarán en el llamado core del negocio, lo que abrirá paso a una mayor tercerización de la logística. Esto, de acuerdo con Mauro González, representará un reto para transportistas y operadores logísticos, ya que entre mejor se encuentre diseñada la colaboración entre los diferentes participantes en la cadena de suministro, mejores resultados se obtendrán de este ejercicio.

“Es importante y muy fuerte el efecto que tendrá la tecnología en los próximos años, 80% de las compañías líderes tienen marcado digitalizar más del 50 o 100% de su negocio. Es un buen momento para ser logístico porque nos reposicionará en el marco estratégico de las compañías”, aseguró.