TOUCHLESS LOGISTICS, EL FUTURO QUE NOS ALCANZÓ
Jul 16, 2020 09:45 AM

La tendencia futurista que predicaba una “logística sin contacto” (touchless logistics), con base en la automatización y la introducción progresiva de robots, ha tomado una variante improvisada.

Los operadores logísticos 3PL (third-party logistics), aquellos encargados de optimizar la gestión de la cadena de suministro de múltiples industrias y empresas, han sido presionados a tomar este camino “sin contacto” ofreciéndolo como un valor agregado en sus servicios, mientras el nuevo coronavirus continúa aún activo en el mundo.

La adaptación obligatoria de medidas sanitarias en sus modelos de negocios -llámese almacenes, centros de distribución, centros fulfillment, transporte, propio o de terceros, y oficinas corporativas-, en conjunto con las políticas específicas al cuidado de la salud del recurso humano (toma de temperatura o encuesta diaria sobre sus síntomas, entre otros), han desencadenado una serie de gastos no contemplados y pérdida de productividad que obligan más que nunca a los 3PL a buscar, junto con sus clientes, nuevas formas creativas de reducir estos costos y retrasos asociados, antes de comenzar a transferirlos.

Además, esta tendencia hacia una operación logística “sin contacto” se presenta en un momento trascendental en la actividad del comercio electrónico. Mientras millones de personas experimentan por primera vez o incrementan su consumo a través de las distintas plataformas digitales desde su confinamiento, los operadores logísticos 3PL han tenido que incorporar en sus filas a un mayor número de personal operativo para atender la demanda de recolección y entregas, específicamente para la última milla (entrega final a un consumidor digital que cada vez demanda mayor rapidez).

“Hemos concientizado a nuestro personal a trabajar de una manera diferente”, dijo Iliana Gamiz, cofundadora y presidenta de e2e Supply Chain Services, durante su participación en el programa Diálogos Empresariales de logística, organizado por Grupo T21, titulado Logística en una nueva normalidad.

Estas firmas 3PL han sido empáticas con sus clientes, ya que los efectos de la pandemia por COVID-19 “pegó” de manera diferente a los distintos sectores. “Hubo industrias, como la automotriz, donde de plano tuvimos que solidarizarnos con nuestros clientes y parar por completo; pero hubo otras donde los volúmenes se dispararon y tratamos de ser muy ágiles”, dijo por su parte Ricardo Álvarez, director de ventas y soluciones de Ryder México.

José Antonio García, director de ventas de Onest Logistics, aterrizó esta tendencia alcista sin precedentes en el comercio electrónico, o por lo menos en México, en el que los volúmenes que esperaban en el siguiente lustro, estos se presentaron en los pasados tres meses. “Algunos clientes incrementaron en 200% sus volúmenes de e-commerce y fue una realidad a la que nos tuvimos que adaptar rápido”, dijo.

Incluso, algunos clientes e-commerce de las firmas 3PL han empezado a exigir entregas libres de COVID-19, ya sea con un sello o una calcomanía que garantice que el proceso de manejo de la mercancía ha procurado las medidas de sanidad necesarias para no representar un peligro al momento de que el cliente recibe el paquete.

“Entonces requiere de una sanitización específica de su producto de manera continua. Y para hacer todo eso tendremos que contratar a más personas. En esta “nueva normalidad” es concientizar a los clientes y llegar a acuerdos paralelos”, dijo Alberto Hernández, director de ventas y nuevos proyectos de Grupo Logistics.

En tanto, al ser un fenómeno mundial, los operadores logísticos, por lo menos del lado del continente americano, se han apoyado de la experiencia y buenas prácticas que sus pares en Europa o Asia han desarrollado y compartido.

Fuente: T21