EL TRANSPORTE DE CARGA MARÍTIMA Y LA EXACERBADA CARRERA POR LOS DATOS
May 28, 2020 10:36 AM

Históricamente, el mineral de hierro transportado por mar ha estado dominado por aquel con un contenido de 62% de Fe. Pero, como en el caso de petróleo, el mercado favorece el producto de mejor calidad y más fácilmente accesible. Por supuesto, después de un período de tiempo el producto "ideal" se agota y los productores deben recurrir a otras opciones de menor calidad.

Es así como el agotamiento del mineral de referencia de 62% Fe ha abierto un mercado para productos de menor contenido de Fe, que se venden con un descuento al 62% de mineral de Fe. La compañía FMG comercializa tres productos todos por debajo del 62% de contenido de Fe.

El punto de referencia de la industria, el precio del mineral de hierro de Platts (IODEX), es una evaluación del mineral al 62% de Fe entregado en Qingdao. Normalmente, los precios de FMG se expresan como descuentos para el IODEX. Por ejemplo, en abril de 2020, los tres productos de FMG se cotizaron con los siguientes descuentos respecto al IODEX: West Pilbara fines: -3%; Fortescue Blend fines: -10%; Super Special fines: 14%.

Y aquí surge el problema. FMG no quiere que el mercado y la industria conozcan estos descuentos, por ello ha demandado a Platts y a Argus para evitar que publiquen las cifras en el futuro, logrando obtener una orden judicial en el Tribunal Superior de Londres que le exige a amabas detener temporalmente la publicación de estos descuentos.

Para Alphablulk el anterior es un ejemplo de una empresa que intenta impedir que el mercado acceda a los datos. En el otro extremo del espectro, de acuerdo con la consultora, se ubican algunas empresas como Cargometrics y TonnEdge que están tratando de crear y publicar más datos mediante la creación de nuevos índices de transporte marítimo que serían complementarios a los del Baltic Exchange.


En el medio del espectro, también existe una compañía como Winward, que está lanzando un ejercicio de "limpieza" para vender datos "limpios" a los actores del mercado, habiendo considerado que los datos existentes son inadecuados.

La exacerbación por los datos


Para Alphabulk los datos también han sido identificados por una nueva clase de actores de tal importancia estratégica que todos los datos introducidos en sus sistemas se convierten automáticamente en su propiedad en el momento en que se introducen. Empresas como Sealive y Chinsay, entre ellos, establecen la conservación de datos en sus Términos y Condiciones Generales de contrato. De hecho, el participante medio del mercado se enfrenta a una avalancha diaria de datos que aumenta día a día.

Desde Alphabulk que siempre ha abogado por un enfoque de "ser un estudiante constante de su mercado", reconocen estar atónitos de que tantos acotes muestren una fe ciega en los datos, como si el simple hecho de recibir más datos condujera a mejores decisiones y por lo tanto a más dinero en el banco.

Pero para Alphabulk, no es así. "De hecho, un exceso de información puede llevar a la 'parálisis de análisis, que es un comportamiento exhibido por aquellas personas que siempre esperarán por otra pieza de información para tomar una mejor decisión".

A esto se suma el hecho de que la memoria humana está sesgada hacia el pasado reciente a expensas del pasado más lejano, mientras que los humanos están todos afectados por un enorme sesgo de confirmación "¿No nos encanta leer las cosas que confirman lo que ya hemos decidido y no odiamos leer las cosas que contradicen lo que ya hemos decidido?", plantea el reporte.

¿Relevante o sólo disponible?


La mayoría de las organizaciones cometen el mismo error: absorben datos no porque sean relevantes para su negocio sino porque están disponibles. Esto evita un importante proceso que consiste en determinar qué datos son relevantes para su negocio.

Esto es fácilmente comprensible ya que a menudo es un ejercicio incómodo que comienza con el reconocimiento de que hay un límite a los datos que son relevantes (probablemente de 6 a 10 indicadores como máximo). Varios pueden resultar más tarde no pertinentes, pero no serán inmediatamente obvios. De hecho, el estudio de los datos es un proceso continuo.

Y una vez que se han identificado los datos pertinentes, el siguiente paso es identificar la mejor fuente de estos datos y la frecuencia con la que deben actualizarse. Si el PIB es relevante para un proceso de toma de decisiones, no tiene mucho sentido actualizarlo semanal o mensualmente (De hecho, el PIB de un año a menudo no se conoce con precisión hasta... 3 años después).

Ahora, por muy buenos que sean los datos y su proceso, las decisiones tomadas nunca pueden ser correctas todo el tiempo por lo que siempre se necesitas ejecutar un sistema de gestión de riesgos en paralelo. Sólo entonces se podrán gestionar las consecuencias de las malas decisiones que se tomen independientemente de la calidad de los datos.

Fuente: vía DGCI Por MundoMarítimo